El 9 de enero de 1.968 que a través de Resolución emitida por el Consejo Técnico de la Institución que se solicita al Comandante General, la organización de los cursos de promoción de las diferentes jerarquías de acuerdo con la facultad que le confería el artículo 60 de la Ley de Personal vigente a esa fecha. En acatamiento a esta Resolución que se publicó en la Orden General del 25 de enero del mismo año, se procede al nombramiento de profesores para la Escuela Superior, y de conformidad con las disposiciones contempladas en los artículos 60, 67, 68, y 84 de la Ley de Personal en vigencia; se convocaron a 4 Prefectos y a 6 Subprefectos para que a partir del 29 de enero de 1.968, asistan como alumnos de la Escuela Superior de Policía al curso de promoción por realizarse en las instalaciones del Instituto Nacional de Policía con una duración de 6 meses. Esta I Promoción egresaría a finales del mes de julio de 1.968.

     Concluido el I Curso se suspende la ejecución del II Curso en el Instituto Nacional de Policía, que se había iniciado el 1 de Octubre de 1.968 con 2 Prefectos y 15 Subprefectos y que contaba con el nombramiento de la plana docente correspondiente, por razones internas de la Institución; suspensión que se prolongó hasta el 21 de agosto de 1.972, fecha en la cual por Resolución del Consejo Superior se reactivó su funcionamiento de manera regular para los Cursos de Estado Mayor.

   A partir de 1.992 se traslada su dependencia a la Dirección Nacional de Educación, organismo creado en el mismo tiempo en substitución del Instituto Nacional de Policía. Este cambio de dependencia coincide con la formulación del “Plan de Modernización de la Educación de la Escuela de Estado Mayor”, el mismo que con su proyección de diez años, marcó el inicio de una revolución educativa al interior de la misma y que, paulatinamente ha ido mejorando todo su proceso de formación tendiente a la formación de comandantes, asesores y administradores institucionales; este plan fue liderado y ejecutado por los asesores policial y académica de esa fecha, el señor General de Policía Mario Chaves Gallardo y la señora Doctora Grecia Vascones.

   Consciente de su rol, la Escuela de Estado Mayor asumiendo las políticas dictadas por el Alto Mando Institucional en lo relacionado a incorporar dentro de sus planificaciones las demandas y requerimientos sociales, permanentemente se encuentra actualizando el perfil de sus egresados, dando preeminencia al respeto irrestricto a los derechos y libertades individuales, como uno de los ejes integradores de la actividad policial.

     En este proceso de acercamiento a la comunidad, la Escuela de Estado Mayor ha generado alianzas estratégicas con diferentes centros de postgrado que no sólo han afianzado las nuevas corrientes de pensamiento en áreas como la administración, la seguridad, la calidad total y los procesos de aprendizaje; sino que han contribuido a la incorporación del punto de vista analítico y crítico de la sociedad ecuatoriana hacia la Policía Nacional, coadyuvando de esta manera al mejoramiento del trabajo de quienes serán los Directores de las diferentes dependencias policiales. Centros de educación superior como la Escuela Politécnica del Ejército, la Universidad San Francisco de Quito, la Universidad Central del Ecuador, la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, la Facultad Latinoamericana de Estudios Sociales y el Instituto de Altos Estudios Nacionales; han sido colaboradores directos de la formación académica tendiente a lograr un mejor perfil del Oficial egresado de Estado Mayor, para el servicio de la sociedad.

     De igual manera y con un afán de continuar mejorando la formación que se realizaba, a partir del año 2007 bajo la dirección del señor Coronel de Policía de E.M. Nelson Argüello Rodríguez, se incorpora dentro del plan de estudios la georeferenciación del delito, como una parte consustancial a la Planificación Operativa Policial, la misma que permitió incorporar al trabajo policial, la noción de indicadores, a partir de los cuales se podía evaluar el impacto de las diferentes estrategias operativas que se implementaban en función de los índices delincuenciales; siendo el señor Teniente Coronel de Policía de E.M. Juan Carlos Rueda, el docente que por primera ocasión implementaría esta innovación académica-operativa que, posteriormente con Resolución No. 2010-049-CsG-PN sería incorporada en el Reglamento de la Escuela de Estado Mayor. De igual manera es a partir de este año que se incorporan los conceptos de seguridad ciudadana, seguridad integral, seguridad humana, entre otros; convirtiéndose esta incorporación en el primer hito para que la institución policial se aleje de manera progresiva de la doctrina militarizada. Tan fecundo sería este trabajo que se convirtió en la antesala para la incorporación en la Carta Magna del 2.008 que la Policía Nacional era una institución de protección de los derechos, libertades y garantías de los ciudadanos”.

     Posteriormente se continúan realizando innovaciones académicas, con el trabajo conjunto del Consejo Académico y bajo el liderazgo del señor Teniente Coronel de Policía de E.M. Manuel Redrobán Noboa, a partir del año 2010 se da un nuevo enfoque a la malla curricular, dándole un mayor enfoque de civilidad, consolidando los aspectos garantistas; de respeto, promoción y defensa de los derechos humanos; conjuntamente con aquellos relacionados con procesos de rendición de cuentas, a través de la evaluación por indicadores definidos previamente, de tal forma que quienes serán los futuros directores incorporen en su quehacer profesional, los procesos de rendición de cuentas.

     Es en el año 2.018 con la vigencia del “Código Orgánico de las Entidades de Seguridad Ciudadana y Orden Pública” que se desarrolla por primera vez el curso de ascenso del grado de Mayor a Teniente Coronel, acorde con las disposiciones constantes en el numeral 4 del artículo 94 de dicha norma.

     De forma paralela y ante el incremento de servidores policiales directivos acorde con las necesidades institucionales para satisfacer los requerimientos de seguridad de la sociedad, la Escuela de Especialización y Perfeccionamiento de Oficiales debió desarrollar todo un trabajo de actualización que le permita implementar una propuesta educativa bajo las modalidades a distancia y on line, con apoyo de la plataforma virtual, lo que le permitía satisfacer los requerimientos de capacitación de los oficiales que son a quienes les corresponde asumir el liderazgo de la Policía Nacional del Ecuador.

     A la fecha y toda vez que se está creando la “Academia de Estudios Estratégicos” los nuevos retos se relacionan no sólo con el mejoramiento continuo y permanente de los procesos educativos, sino también con la unificación de las directrices para la ejecución de los cursos de ascenso, toda vez que la “Escuela de Estado Mayor” y la “Escuela de Especialización y Perfeccionamiento de Oficiales” funcionaban con diferentes criterios de planificación, ejecución y evaluación.

     Igualmente esta fusión implicará un reajuste a nivel administrativo, financiero, orgánico y de infraestructura, de tal manera que se pueda implementar todo el nuevo marco normativo vigente en aras de garantizar mejores programas de formación y capacitación acordes con las disposiciones del sistema de educación superior ecuatoriano; y, con la finalidad de ofertar un mejor servicio a la comunidad.

Zona Intranet

Plataforma Virtual PNE

Volver