Es el 9 de enero de 1.968 que a través de Resolución emitida por el Consejo Técnico de la Institución que se solicita al Comandante General, la organización de los cursos de promoción de las diferentes jerarquías de acuerdo con la facultad que le confería el artículo 60 de la Ley de Personal vigente a esa fecha. En acatamiento a esta Resolución que se publicó en la Orden General del 25 de enero del mismo año, se procede al nombramiento de profesores para la Escuela Superior, y de conformidad con las disposiciones contempladas en los artículos 60, 67, 68, y 84 de la Ley de Personal en vigencia; se convocaron a 4 Prefectos y a 6 Subprefectos para que a partir del 29 de enero de 1.968, asistan como alumnos de la Escuela Superior de Policía al curso de promoción por realizarse en las instalaciones del Instituto Nacional de Policía con una duración de 6 meses. Esta I Promoción egresaría a finales del mes de julio de 1.968.

Concluido el I Curso se suspende la ejecución del II Curso en el Instituto Nacional de Policía -que se había iniciado el 1 de Octubre de 1.968 con 2 Prefectos y 15 Subprefectos y que contaba con el nombramiento de la plana docente correspondiente- por razones internas de la Institución; suspensión que se prolongó hasta el 21 de agosto de 1.972, fecha en la cual por Resolución del Consejo Superior se reactivó su funcionamiento de manera regular hasta el XXXIII Curso de Estado Mayor que se encuentra en ejecución. Con la expedición de la nueva Ley Orgánica el 28 de febrero de 1.975 la Escuela Superior adoptó una nueva identidad, siendo llamada INSTITUTO SUPERIOR DE POLICIA, separándose del Instituto Nacional de Policía y, dependiendo del Organismo Superior Asesor de la Policía Nacional: organismo de coordinación y consejo responsable del planeamiento de las actividades de la Institución, relativas a la preparación y funcionamiento de la misma Ley.

Posteriormente el 1 de septiembre de 1.978 es designada con su actual denominación ESCUELA DE ESTADO MAYOR bajo supervisión directa de la Jefatura de Estado Mayor de la Comandancia General de la Policía Nacional. A partir de 1.992 se traslada su dependencia a la Dirección Nacional de Educación, organismo creado en el mismo tiempo en substitución del Instituto Nacional de Policía. Este cambio de dependencia coincide con la formulación del “Plan de Modernización de la Educación de la Escuela de Estado Mayor”, el mismo que con su proyección de diez años, marcó el inicio de una revolución educativa al interior de la misma y que, paulatinamente ha ido mejorando todo su proceso de formación tendiente a la formación de comandantes, asesores y administradores institucionales; este plan fue liderado y ejecutado por los señores Asesores Policial y Académico de esa fecha, el señor General de Policía Mario Chaves Gallardo y la señora Doctora Grecia Vásconez.

Consciente de su rol, la Escuela de Estado Mayor asumiendo las políticas dictadas por el Alto Mando Institucional en lo relacionado a incorporar dentro de sus planificaciones las demandas y requerimientos sociales, permanentemente se encuentra actualizando el perfil de sus egresados, dando preeminencia al respeto irrestricto a los derechos y libertades individuales, como uno de los ejes integradores de la actividad policial.

En este proceso de acercamiento a la comunidad, la Escuela de Estado Mayor ha generado alianzas estratégicas con diferentes centros de postgrado que no sólo han afianzado las nuevas corrientes de pensamiento en áreas como la administración, la seguridad, la calidad total y los procesos de interaprendizaje; sino que han contribuido a la incorporación del punto de vista analítico y crítico de la sociedad ecuatoriana hacia la Policía Nacional, coadyuvando de esta manera al mejoramiento del trabajo de quienes serán los Directores de las diferentes dependencias policiales. Centros de educación superior como la Escuela Politécnica del Ejército, la Universidad San Francisco de Quito, la Universidad Central del Ecuador, la Pontificia Universidad Católica del Ecuador y la Facultad Latinoamericana de Estudios Sociales; han sido y son los colaboradores directos de la formación académica tendiente a lograr un mejor perfil del Oficial egresado de Estado Mayor, para el servicio de la sociedad.

De igual manera y con un afán de continuar mejorando la formación que se realizaba, a partir del XXXIII Curso de Estado Mayor, bajo la dirección del señor Coronel de Policía de E.M. Nelson Argüello Rodríguez, se incorpora dentro del plan de estudios la Georeferenciación del Delito, como una parte consustancial a la Planificación Operativa Policial, la misma que permitió incorporar al trabajo policial, la noción de indicadores, a partir de los cuales se podía evaluar el impacto de las diferentes estrategias operativas que se implementaban en función de los índices delincuenciales; siendo el señor Teniente Coronel de Policía de E.M. Juan Carlos Rueda, el docente que por primera ocasión implementaría esta innovación académica-operativa que, posteriormente con Resolución No. 2010-049-CsG-PN[1] la incorporaría en el Reglamento de la Escuela de Estado Mayor.

En su calidad de centro educativo del más alto nivel de la Policía Nacional, continúa realizando innovaciones académicas, bajo el liderazgo del señor Teniente Coronel de Policía de E.M. Manuel Redrobán Noboa y el trabajo conjunto del Consejo Académico se innovó a partir del año 2010 la malla curricular, dándole un mayor enfoque de civilidad, consolidando los aspectos garantistas; de respeto, promoción y defensa de los derechos humanos; conjuntamente con aquellos relacionados con procesos de rendición de cuentas, a través de la evaluación por indicadores definidos previamente, de tal forma que quienes serán los futuros Directores incorporen en su quehacer profesional, los procesos de rendición de cuentas.

De forma paralela y con el trabajo del Centro de Cómputo, se ha materializado el proyecto de evaluación en línea, que se ha traducido en la posibilidad real de que los exámenes de ingreso conjuntamente con la evaluación de los docentes, se realicen por medio de la plataforma virtual.

Los nuevos retos de la Escuela de Estado Mayor, se relacionan con el mejoramiento continuo y permanente de quienes liderarán el quehacer policial, por tanto se relacionan con el servicio a la colectividad, para lo cual desde el inicio de sus procesos académicos, y de acuerdo a las políticas del Consejo de Generales, se ha consagrado el trabajo operativo, siendo un requisito ineludible, la permanencia de 12 meses previos a su ingreso, en aquellas provincias y unidades que por sus niveles de conflictividad demandan de una mayor presencia, coadyuvando de esta manera al cumplimiento de la misión institucional.

A la fecha y, con la necesidad de ir integrando el desarrollo académico a lo que establecen las leyes y normativas que rigen al sistema de educación superior ecuatoriano, se ha viabilizado la planificación de los Cursos de Estado Mayor a través de diferentes modalidades: presencial, semipresencial, a distancia, en línea y otros, de acuerdo a lo que establece la ley

[1] De fecha 01 de febrero del 2010, se publica en la Orden General No. 039 del 01 de marzo del 2010.

Zona Intranet

Instructivo Manejo Adecuado de Residuos

Manual para el personal con discapacidad EEM

Volver